Connect with us

Festival Hit Hot 2022: El Jazz-Hop florece en primavera

Las bandas más calientes de las escenas hip hop, jazz e indie dijeron presente en el Festival Hit Hot en Obras Sanitarias y convocaron una multitud de público.

Publicado

Las puertas del Estadio Obras, un templo histórico de la música, se abrieron para recibir a la primavera porteña de la mano de un festival autogestivo que fue pura fiesta. Con el correr de los minutos el evento se fue llenando hasta que el espíritu de celebración lo inundó todo. 

Entre intervalos de música muy bien seleccionada, que danzó entre Bizarrap y Cypress Hill, entre Trueno y Lauryn Hill, la línea músical del festival fue entretenida y sin baches. El festival Hit Hot ofreció cuatro momentos principales con las cuatro bandas convocantes -parte de una familia musical palpable- que encendieron al público desde sus diferentes estilos.

Los encargados de darle arranque a la fecha fueron los Save La Data, una agrupación numerosa y con la inclinación más visible hacia el hip hop de toda la jornada. Con una sección de artistas eléctricos irradiando la identidad del conjunto a partir del uso de samples y de scratches habilidosos, colocaron la vara del festival en alto a la hora de darle comienzo al evento, logrando que el público que disfrutaba del buffet, de los metegoles y de las mesas de ping pong al aire libre no se resistiera a correr hacia su puesta en escena. 

Un amplio sillón a la izquierda del escenario alojó durante toda la presentación a los miembros de la banda que celebraban a sus compañeros en los momentos en los que no era su turno de actuar, en conjunto con algunos invitados que dieron lo suyo para la apertura del festival. Entre ellos, brilló la presencia de El Indio Javi, rapero patagónico que desperdigó un crudo hip hop desde los parlantes. Además, la bellísima voz de Sophie Sobral, que se unió a los raps del Indio en el recientemente lanzado álbum Yunta, junto al productor Mpdhela, fue uno de los highlights de la velada en todas sus intervenciones. 

La siguiente en la lista de la noche fue la presentación de An Espil, la talentosa cantante cuyo rango vocal es amplio no solo en tonalidades sino también en estilos, rozando características a mejor estilo Erykah Badu, y por momentos sonando arrabalero y desafiante. Subrayada por el potente bajo de Tomás Caso, y una performatividad imponente, An Espil y su banda enamoraron al público presente con un repertorio de eclécticas influencias y una presencia musical impecable.

Esta artista, quien en abril abrió el show del mismísimo Kamasi Washington en el Complejo Art Media, sigue demostrando lo completa que es, tanto componiendo como interpretando, y suma además un excelente oído que le permite aventurarse en diversos terrenos.

Como era de esperarse, el público combustionó al ritmo de NAFTA, una de las bandas más aclamadas del mundo indie argentino, con una raigambre tanto en el hip hop como en el jazz. El ensamble vocal que generó NAFTA en los micrófonos, capitaneado por Magãmo, fue de una belleza evidente, y junto a ingredientes claves como el saxo de Willy Avender (uno de los más aplaudidos del día) o el visceral bajo de Brian Vainberg sonó completo y nutrido. Teclas progresivas y un cuarteto de cuerdas envolvieron al gran espectáculo que regaló NAFTA a la multitud reunida en Obras, sin dejar sabor a poco y aún así generando expectativa para el cierre olímpico del Hit Hot.

“Climax o muerte” fue la consigna. Trajes hazmat y vestimenta china. Maquillaje artístico y utilería de gran tamaño. El ritual siempre fabuloso y ferviente de Los Militantes del Climax, que ya tienen más de 13 años en lo suyo, es uno de esos espectáculos que nadie más puede seguir, por lo que su cierre del festival fue oportuno y dejó a todo Obras enardecido.

Combinando una teatralidad ya característica y contestataria con una sonoridad envolvente, entre cánticos de cancha y pogos descontrolados, los Militantes lanzaron incansablemente hits a su fiel público. Los versos en el vozarrón inflamable de El Auelo recorrieron el repertorio de la banda, generando flamas entre la gente con hitos como “Maradona Caniggia” y “Godbless”. Un setlist sin reservas servido en bandeja por la espectacular performance de la banda, con picos altísimos en las intervenciones de DJ Pharuk en los platos y la siempre hipnótica batería de Tony Sanchez

Con los Militantes del Climax la energía no dio tregua, y fue el perfecto cierre para una velada de lujo en la que triunfó sin rodeos el jazz hop que no teme volcarse desde lo indie ni tomar ángulos de influencias como el soul y el funk sin correrse de lo argento. El Hit Hot en Obras fue una fiesta de principio a fin, fruto de un gran trabajo de producción colectiva que desembocó en una fecha en la se presentó un menú simultáneamente variado y unificado de identidades que tomaron el escenario, todo en un son colectivo más que agradable de ver y sentir.

LAS + LEÍDAS