Connect with us

El Mundo Limón: Había una vez un circo

La banda presentó Circo Fantastik Pipol en La Tangente con entradas agotadas.

Publicado

El Circo abre sus puertas tempranito y en el medio de la semana. La Tangente se va poblando de a poco de Fantastic Pipol que en minutos llenará el lugar atestiguando un primer acto, a modo introductorio, de la versatilidad del uruguayo Paul Higgs y su guitarra eléctrica. Cada canción que fluye es tan llamativa y sorprendente que uno no puedo no intentar imaginarse cómo sonaran a banda completa. Pero por ahora nos quedamos con esto y vaya si lo disfrutamos.

El escenario se llena de músiques y lo primero que pide el animador principal de la noche es “un pasito para adelante”. La energía de Choki Giaquinta y de todo El Mundo Limón deslumbra desde los primeros pasos instrumentales que anteceden a “Ola dais”, temazo cono pasta de hit que haría de este un mundo mejor.

Tras un puñado de canciones bien enérgicas llega el primer cambio de climas de la jornada. Y no será el último. Las tablas se oscurecen, el silencio pide permiso y el piano gana protagonismo. “Qué se yo” es la canción que nos deja a solas con Choki y alguna que otra alma sensible desparrama lagrimitas.

La transición junto a los coros de las Mamuchángelas nos devuelve la banda completa y deslumbran “Tazas rotas” y “Trepan alto”. Ya estamos medio mareados (para bien) con los vaivenes musicales, pero es tiempo de disfrutar el set que, a vistas de la reacción de todes, pinta como el más esperado: Choki se caza el bajo, su instrumento de cabecera, y deslumbra con su performance en un set de bajo y bata que descuella.

“Low ot the rings” tiene un de los mejores títulos que nos haya regalado toda la humanidad y, por qué no también, la Tierra Media. Además, el frontman anticipa y pide acompañamiento para un supuesto estribillo bien amigable, pero que luego, durante el tema, nunca llegará. Excelente.

Y hablando de improvisar, se pica todo con el freestyle de Gordo Larvo para dejar todo bien prendido antes del último tramo. Melanie Williams en bata, Paul Higgs en guitarra, acompañan a Choki para más canciones demoledoras. Con un desfile de músiques constante llegamos al final de la noche disfrutando de “Otro flash”.

La presentación del disco de El Mundo Limón titulado Circo Fantastik Pipol llega a su fin. Todo tipo de actores y actrices pasaron por un escenario encendido durante dos horas. La propuesta de Choki es más que bienvenida. Un manto de frescura musical que potencia nuestros oídos. Paramos la oreja, bailamos, nos conmovemos, relajamos y volvemos a saltar. Eclecticismo puro. El circo está en buenas manos.

FOTO: Mica Burgos

LAS + LEÍDAS