Connect with us

Music Wins: La victoria del indie

La tercera edición del festival de la movida independiente internacional y nacional contó con artistas como The Blaze, Zoe Gottuso, Devendra Banhart, y Crumb.

Publicado

La fiebre mundialista y la ola de calor se detuvo por un rato para dejar ganar a la música, en una jornada con figuras internacionales y presencia nacional también. Esta vez el epicentro fue el Club Ciudad y pese a que habían pasado seis años desde su última edición, su idiosincrasia se mantuvo fiel a la de sus otras dos ediciones. Cuatro escenarios estaban listos para desplegar a más de una veintena de músicos: Folks, Indie, Music y Wins.

Mujer Cebra fueron los encargados de abrir el festival en el escenario Wins. Fonso lo hizo en el Music, lo que abrió el juego para los dos otros escenarios: el Indie y el Folks. En el primero María Codino se comió el escenario, siguiendo así con la línea de artistas locales que más se destacan en esta primera tanda del festival.

El sol de la tarde pega fuerte y el festival comenzaba a encenderse. Porque llegaba el turno del indie militante de las canadienses Alvvays en el escenario Music. Para ellos es su primera vez en el país. Por ende todo el tiempo el público le mostraba su aprecio y daba cuenta de lo mucho que espero la llegada de la banda. Con un “ole, ole, ole, ole, Alvvays, Alvvays” la gente mimaba a la banda constantemente.

Nos volvemos a mover del escenario y es el turno de Zoe Gotusso. Brillante bajo el sol con un traje blanco a lunares la cantante cordobesa daba zigzagueantes saltos y caminatas mientras repasaba su pop intimista, que encabezó oportunamente con el verso “una multitud toca a mi puerta” de Mi primer día triste.

Caía la tarde y ya habían pasado más de una docena de artistas. The Magnetic Fields fue uno de los headliners del festival. La banda estadounidense comandada por el cantante y multiinstrumentista Stephin Merritt, repasó toda su trayectoria, en plan de guitarra, violoncelo, ukelele, cajas de ritmos y sintetizadores. “Castles of America”, “Drive on Drive”, y “All my Little Words” son solo algunos de una veintena de clásicos. El show del quinteto fue tan intenso que se extendieron de tiempo y el escenario de al lado que esperaba a la siguiente banda de a poco comenzaba a impacientarse.

Pero el set por fin terminó y dio paso a Davendra Banhart, que mantuvo un fondo marítimo de la costa rocosa de Big Sur durante el recital entero, señal de una inclinación hacia el fluir y la introspección. En este regreso a Buenos Aires, el artista de origen venezolano aprovechó este amplificador de la música indie para conectar con la gente mientras el día se volvía noche y mostrar uno de los puntos más altos del festival.

Fue tal la conexión que el cantante en un momento lamentó lo lejos que le quedaba el público y bromeó con tirarse del escenario para estar más cerca. Y es que si hay algo que reprocharle a la organización del Music Wins es lo lejos de estaban los escenarios Music y Wins del público, sobre todo este último, lo cual cortaba con esa cercanía público/artista.

Seguimos con los headliners y le damos la bienvenida a Chet Faker. Introducido por unas pantallas distorsionadas de ruido blanco, el músico hizo su aparición con un saco largo que parecía la bata de un crooner de entrecasa. Con su disco Hotel Surrender (2021) como brújula, el músico y productor australiano se ganó al público. “1998”, “Whatever tomorrow”, “The trouble with us”, “Get high” y “Talk is cheap” fueron algunos de los himnos que se expandieron en el cielo nocturno porteño.

La noche seguía con mucha más música con Metronomy. En este nuevo desembarco al país el quinteto apeló por un repertorio cargado de éxitos. Esto permitió a la banda que pueden pasar de un instrumental con espíritu tecno como “Boy Racers” a una canción próxima al Fletwood Mac de los ’80 del calibre de “Everything Goes My Way”.

Durante su performance, la banda no pudo olvidarse del mundial y dio cuenta de la pasión que despierta. Luego de que en la tarde la Selección de su país fuera eliminada por Francia, Joseph Mount, cantante y guitarrista del grupo inglés, le deseó éxito a la Albiceleste. Y Oscar Cash, tecladista y cofundador, evocó el viral “¿Qué mirás, bobo?” que le espetó Messi al holandés Weghorst.

Finalmente, el festival llegaba a su fin. El dúo francés The Blaze atacaba bandejas y pantallas con su electrónica visual cerca de la medianoche del sábado para hacer bailar aquellos que se quedaron hasta el final en el Club Ciudad de Buenos Aires, dándole así cierre a una nueva edición del festival Music Wins.

 Si te gustó la nota nos podés convidar un CAFECITO.

LAS + LEÍDAS