Connect with us

Duki: El diablo metió su primer Vélez

El trapero realizó este jueves la primera de las cuatro funciones que brindará en el estadio José Amalfitani, un hito para la escena. Nicki Nicole, Khea, Lit Killah y muchísimos más se hicieron presentes en una noche inolvidable.

Publicado

En más de dos horas y media de show, con más de cuarenta canciones, Duki arremetió en un estadio Velez colmado que se dejó poseer con su música en una noche histórica. Una demostración del alcance y la magnitud que cosechó el artista.

Todo empezó con la intro de “Givenchy”, con Duki cantando con su voz desnuda y brindando alaridos que, por momentos, daba la sensación de que se rompería la garganta. A esa canción le siguieron “Rockstar” y “Te sentís sola” para hacer subir cada vez más la energía de la gente. A continuación, el líder del movimiento urbano argentino se tomó un descanso: “Necesito 15 segundos para respirar. Me acabo de dar cuenta donde estoy parado y no lo puedo creer. Lo logré gracias a ustedes. Que escuchen mi música me cambió la vida”, expresó.

La combinación de trap, hip hop y reggaetones, sumado a una banda soporte bastante rockera y a la puesta en escena le dio al show un estilo digno de los artistas internacionales que pasaron por ese mismo estadio. 

Después de algunas canciones, llegó el turno Rei al escenario, el primer invitado del hombre de la noche, para hacer “Pintao” y “Pinifarina”; luego, sonó de “Vuelta a la luna” y “Quavo”. 

Tras esa participación, se vivió uno de los momentos más altos de la noche. Con la presentación de Osvaldo Principi, en las pantallas se vio una improvisada conferencia de prensa al mejor estilo box, simulando una posterior pelea entre Mauro Lombardo (nombre real del artista) y Duki, lo que dio pie para que apareciera de sorpresa en el centro del estadio y se subiera a un cuadrilátero montado entre el campo vip y el general.  Allí interpretó “Hello Coto” y “Ticket”, con una sentida dedicatoria a su padre.

De nuevo en el escenario, Duki siguió incendiando a la gente con sus hits. Lo que siguió fue un verdadero desfile de estrellas de la movida urbana: el primero en aparecer junto a él fue C.R.O para “Alas”, “Fuck Love” e “Hijo de la noche”, después, cantó junto a Obie One Shot e interpretó “Hielo” y “Mi angelito”. Más tarde, siguió pegando duro y arengando a un público que no paraba de cantar con “Piensa en mí”, “Hablamos mañana”, “Chico estrella” y “Sold Out Dates”. Luego, invitó a Lucho SSJ para “Perdona si llego tarde” y “Cuanto”

La noche se iba colmando de invitados y la gente estaba extasiada y, aunque para esa altura, podía decirse que Duki ya lo había dado todo, había más. Sacando fuerza quién sabe de dónde, invitó a Rusherking para “Además de mí”; a ese feat, le siguió la participación Lit Killah con “Mala Mía” para subir los gritos y aplausos a lo más alto y, más tarde, C.R.O y FMK aparecieron para “Interestelar”

Con una emotiva introducción presentó a la cantante Emilia, su novia, para una versión despojada y acústica de “Como si no importara”. Para el final del tema, ambos se dijeron al unísono “te amo” y terminaron de endulzar la noche con un pico, haciendo combustionar a la gente.

Sin embargo, y a pesar de todo, los invitados no habían llegado a su fin: Khea subió al escenario para “Hitboy” y Nicki Nicole también se hizo presente para cantar “Ya me fui”, para ese momento, la rosarina se quebró y entre lágrimas le dijo a su amigo: “Sos un orgullo para todos”.

Antes de “Malbec”, el protagonista de la noche improvisó un saludo para Bizarrap y dijo que el productor no podría asistir al concierto. En ese mismo momento, las miles de personas que asistieron al estadio fueron engañadas como parte de un chiste. En el medio del tema, el productor apareció con una camiseta de Vélez para levantar a todo el estadio. “Sos el uno. Gracias a vos, muchos estamos donde estamos”, le dijo Bizza a Duki antes de despedirse.

Para el final quedaron “She don’t give a fo” y “Givenchy” una vez más. El fin de fiesta estuvo coronado por impresionantes fuegos artificiales para coronar a Mauro Ezequiel Lombardo, alias Duki, como uno de los máximos exponentes urbanos del momento, en una noche histórica, con más de 40 mil almas en “modo diablo”, emocionadas y divertidas. Y aunque esa fue solo su primera noche, y todavía le quedan tres más en el camino, ya podemos sacar conclusiones: toda la escena está rendida a sus pies y lo eligió como su líder indiscutido.

LAS + LEÍDAS