Connect with us

Árbol en Vorterix: Hasta la raíz

Árbol llenó el Teatro Vorterix y adelantó las canciones de Hongo, su nuevo disco luego de doce años.

Publicado

Los de Haedo vieron la luz allá por los noventas, pero marcaron el sonido de los dosmil. También supieron ser un quinteto, pero con la partida de Edu Schmidt en 2006, debieron reinventarse como cuarteto. Volvieron a los escenarios en 2017, tras siete años de hiato para mostrar nuevas canciones y un sonido renovado. Tal vez, sea por eso no haya sido extraño ver a dos generaciones acercándose al Vorterix, en 2022, para escuchar las nuevas (y viejas) canciones de Árbol.

Un grupo de pibes, ninguno de más de 30 años, se agrupó en la puerta y -con guitarra criolla en mano- improvisó una previa bastante fogonera hasta que fuera la hora señalada.

El show comenzó puntual a las 21 horas, cuando la pantalla reprodujo el video de “Escapar”, su canción más nueva, la cual le dio inicio a un repertorio que abarcó todos sus álbumes. “La Vida” dio pie para que Pablo Romero arengue a una masa exacerbada, mientras que “Soy vos” a cargo del bajista Sebastián Bianchini agitó a los seguidores más fieles de su última etapa.

“Prejuicios”, también en la voz de Bianchini, se adecuó a los tiempos que corren: cambiaron la palabra “maricón” por “buchón” y “deficiente mental” por “inadaptado social”. De todos modos, parece que Osvaldo no seguiría siendo una gran persona para hacerse amigo.

Los recitales de Árbol siempre suelen tener condimentos más allá de lo musical y lo del sábado no fue la excepción. Un muchacho con cabeza de monitor subió al escenario para acompañarlos en “Siento!”, una canción de sus inicios que abraza al hardcore de Fun People. A pesar de que el screen-head tenía un sistema de audio, no funcionó al momento de querer hablar y más de uno pregunto en voz alta “¿Cómo pudo ver con semejante aparato en la cabeza?”.

El pasado y el presente se unieron cuando Axel Fiks se animó a agregarle versos de “Ojitos de MD” a “Pequeños Sueños”, también cuando improvisaron una versión de “Amigo Piedra” de El Mató a un Policía Motorizado, e incluso cuando arengaron con el nuevo hit viral “Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz”. Además, ofrecieron una muestra gratis de su futuro, con las canciones “Goodbye Adiós” y “Ninja”, tracks que formarán parte de Hongo, su próximo disco de estudio que sale el 23 de septiembre.

Pablo Romero se tomó dos minutos para dedicarle “Ya lo Sabemos” a su mamá y papá, éste último operado hace pocos días. Para el momento de “Rosita”, la banda invitó a un fan a tocar la armónica y a darle paso a la recta final del show.

La última media hora fue un despliegue de las chapusongs más conocidas de la banda: “Trenes, Camiones y Tractores”, el hit radiofónico “El Fantasma”, “Vomitando Flores” con el frontman haciendo crowd-surfing y la clásica ricotera “Ji Ji Ji” a cappella con los cuatro músicos al borde del escenario.

Parece nacer una nueva etapa para Árbol y, desde lo escénico, también parece mantener la esencia. Ahora, solo resta escuchar su nuevo disco de estudio y seguir de cerca su evolución sonora.

LAS + LEÍDAS