Connect with us

No Te Va Gustar: Galopando la noche porteña

La banda uruguaya, cerró su segundo show en la noche del domingo en el Hipódromo de Palermo a pura adrenalina con invitados de lujo como Mateo Sujatovich, Karina y Ciro

Publicado

No Te Va Gustar cruzó el charco hacia al barrio de Palermo para disfrutar de su última fecha en la Ciudad de Buenos Aires en el marco de su “Gira Luz 2022”, nombre que hace referencia al nombre de su último álbum. El espectáculo se movió por diferentes matices en una larga noche que demostró que cuando diferentes talentos y estilos se juntan en un mismo escenario, el deleite musical es inevitable.

A las 9:10 Emiliano Brancciari se asomó con su guitarra para dar inicio a “Te quiero más”. Con una remera estampada con la cara de Mercedes Sosa, el indiscutible frontman hizo alarde de sus habilidades vocales con “La Rama” y “Al vacío”, donde el resto de la banda se sumo para pasear por diferentes discos de NTVG. Luego fue el turno del primer hitazo con “A las nueve” que coreó el Hipódromo completo, la canción contó con una destacada performance de Vicky Ripa como corista que hizo vibrar a más de uno con su talento. Siguieron otros éxitos como “Verte reír” y “Como un animal”. La banda daba los primeros trotes de un espectáculo que se llenaría de emociones.

El público estaba lleno de energía y recién era el comienzo cuando llegó el turno para el primer invitado de la noche, de la mano de Mateo Sujatovich de Conociendo Rusia. Juntos interpretaron “Dejo atrás”, trayendo una gran frescura acústica al show en compañía de la voz y guitarra del Ruso quien además compartió con Emi “Quiero que me llames” uno de los hits de su banda.

Hubo momentos más íntimos como los vividos en Memorias del Olvido y Ese Maldito Momento, donde la soledad en el escenario de Emiliano fue apenas acompañada por su guitarra, para unirse luego a la banda en una de las baladas más conocidas de los uruguayos, No necesito nada.

El conjunto charrúa apretó el paso y Palermo explotó con la famosa armónica en la introducción de “Tan solo”, pero un segundo estallido se dio con la entrada de Ciro cantando la segunda estrofa de esta canción que ya es un himno nacional. Luego Ciro se quedó para interpretar “Tan lejos”, emblemático tema de la banda y antes de despedirse contó una anécdota: “Hace poco me enteré por una nota que me pasó mi hija sobre ustedes -NTVG- en la que decía que ‘Tan lejos” tardó en estrenarse porque no les gustaba mucho y lo mismo me pasó con ‘Tan solo”.  Es decir que tenemos buen olfato para los éxitos nosotros”. El cierre fue una gran risa colectiva.

Más tarde Brancciari recordó los primeros años del conjunto y  agradeció al público:

“Cuando empezamos siempre queríamos cruzar para tocar de este lado del río. Desde Montevideo, tocar en Buenos Aires era un sueño. Entonces allá tocábamos en todos lados que podíamos, en fiestas de quince, en casamientos, para poder pagarnos el barco y un hotelito, para tocar en Buenos Aires frente a unas treinta personas. Sentimos agradecimiento y un respeto enorme por el pueblo porteño”.

La tercera invitada fue Karina La Princesita“, que con carisma y dulzura interpretó Chau. Juntos demostraron una vez más su versatilidad artística y el poder que tienen las colaboraciones, con un público que arengó la presencia de La Princesita desde el segundo uno. Fue así que tras despedirse del escenario tuvo que volver tras los cánticos del público, el cual entonaba “Corazón mentiroso”, fue inevitable entonces que cante una partecita del estribillo para darle el gusto a la gente.

Con Cero a la izquierda otro de sus clásicos, el público porteño se rindió a los pies de los charrúas una vez más que se hacía sentir cantando el tema de principio a fin. Más tarde siguieron con “Te voy a llevar”, “No hay dolor”, y “Con el viento”, que se sumaban a la larga lista de canciones que interpretaron en la noche del domingo.

Ya sobre el sprint final se podría decir que el caballo estaría cansado. Sin embargo, NTVG arremetió con “Fuera de control”, demostrando que por más que iban dos horas de show no había lugar para el descanso. La gente, por su parte, hizo honor al tema y se descontroló en un pogo que hizo vibrar a todo el Hipódromo. Así la banda comenzó a despedirse, aunque habría espacio para una carrera más, por eso el conjunto regresó para decir adiós con “Pensar” y “No era cierto” coronando una noche increíble que demostró una vez más porque la gente de estas tierras los recibe como propios en cada presentación.

No Te Va Gustar, dio así su última de dos galopantes noches con más de 35 mil personas que se rindieron ante ellos, marcando una hermandad rioplatense completamente sellada. 

LAS + LEÍDAS