Connect with us

Acru en Obras: Viga de un movimiento

Enérgico concierto para repasar la prolífica carrera de uno de los raperos más importantes de la escena actual.

Publicado

“Ustedes hoy son parte de la noche más importante de mi música dijo, emocionado, Agustín Cruz a.k.a. Acru al público que desbordaba el estadio Obras la noche del 15 de diciembre. Estas palabras confirmaron la energía que se sentía desde el mismísimo anuncio del “Obras en Obras” del rapero, que prometía un repaso por su antología musical y un foco que se proponía tanto retrospectivo como actual. Ya en los días previos, la expectativa era explosiva por aquel premeditado cruce entre el pasado, presente y futuro de Acru en aquel mítico estado porteño.

En el estadio, las pieles electrizadas de miles de personas que concurrieron al evento emanaban una energía increíble desde antes del comienzo del show. Con lo elemental que es el eje futbolístico en el arte de Acru, su público es, en gran porcentaje, un público que sabía gozar al máximo el momento: dos días antes la Selección Argentina de Fútbol había goleado en semifinales y confirmado su presencia en la final mundial a pura garra y corazón. Y esa noche, Acru, un referente esencial para la escena de hip hop argento, abría de par en par su repertorio para recorrerlo junto a una audiencia expectante.

El despliegue del show fue para resaltar, especialmente teniendo en cuenta que ya de por sí Acru ha demostrado reiteradas veces ser un artista que se come el escenario, a quien no le pesan las luces ni el micrófono, a quien el público suma y no resta. De todas formas, nunca deja de ser un lujo verlo adaptarse con maestría a nuevas circunstancias y a nuevas ideas. Ya un habitué de shows de gran envergadura, su primer Obras (2021) contaba con las limitaciones propias del ambiente de pandemia: burbujas, barbijos, contención del contacto entre el público, etcétera. Esta segunda toma del implacable show que es Acru en Obras pudo darle a su público y darse a sí mismo esa libertad de disfrutar este estadio histórico para la música nacional, dejando visuales increíbles de este evento sold out con una audiencia que se comportaba como un solo organismo, agitando y coreando sin descanso, sin cansancio, sin límites.

Ya acostumbrados a las visuales experimentales y coherentes de sus shows, podemos contar también entre sus aciertos a las personas que estamos acostumbrados a ver a su lado pero que siguen marcando una dirección clara en la música de Acru a.k.a. “la suela del norte”. Hace muchos años este artista descansa en los platos de DJ Haze, que dispara scratches habilidosos y maneja instrumentales de una forma que parece tan natural como respirar.

Hace no demasiado tiempo Acru sumó a sus presentaciones la presencia imbatible de una banda, que cada vez la voz del rapero navega de forma más fluida. En este show en particular, fue un completo placer ver a la banda representar temas que no solo fueron pensadas para banda en el último par de años, sino temas que formaban parte de la óptica revisionista del “Obras en Obras”.

Las elecciones de Agustín acerca de qué temas ofrecernos tuvo que ver en parte, como él mismo comentó sobre las tablas, con los temas que el público que lo sigue hace tantos años quería escuchar. Grandes ejemplos fueron “Vicio” y “Notas Oscuras”, alegrías de hace años que la gente abrazó conmovida, además de clásicos hitazos del rapero como “Hattori Hanzo”, “Román” y “Monoblock”.  En parte, también, era notorio que había un componente emotivo muy fuerte con respecto a lo que significaban algunas canciones para Acru, a quien vimos emocionado al entonar las rimas que componen algunas piezas que tocan muy de cerca sus experiencias íntimas.

Las versiones y reversiones a cargo de la banda realmente inyectaron una potencia impresionante al espectáculo. Sin dudas Acru cada vez presta más atención a la combinación de estos componentes tanto en el estudio como en los shows. Y esto se extiende cada vez más a orillas que no dejan de sorprendernos, y de formas que no cesan de marcar precedentes importantes. Especialmente considerando que hoy en día es una de las aventuras más interesantes en las que se embarca el rap argentino: la implementación de banda en vivo, la atención a cuerdas que aportan algo del rock al rap, combinando quizás dos identidades que desde las raíces de lo argentino tienen mucho para regalar. Un saxofón luciéndose en un solo e introduciendo el “Throw Up #1”, un bajo que no se esconde entre los samples sino que más bien los potencia, un cuarteto de cuerdas clásicas para dar fuerza a “Delirio”, una batería que movilizaba los cuerpos de la multitud.

Durante todo el show se vio un constante semblante de devoción y agradecimiento total de parte de Acru. Más, incluso, de lo usual, ya que de por sí suele ser un artista que dedica minutos en todos sus espectáculos para que se valore a quienes lo acompañan arriba y abajo del escenario, así como también a quienes forman parte junto a él del panorama nacional de hip hop, provengan de donde provengan. Es uno de los artistas que más se encarga de abrir las puertas del enorme caudal de público que lo sigue en todo el país a otros artistas.

En ese sentido, este show fue quizás el cénit del espíritu solidario y colaborativo de este gran artista. Por un lado, es agudo resaltar su voluntad de dar lugar a los productores del hip hop, no solamente a través de menciones si no de forma concreta. Estuvo presente Facundo Yalve a.k.a. Evlay, quien, junto a Federico Ilvento, produjo el tercer “Throw Up” de Acru, un lujoso experimento mellow de R&B de parte de los argentinos (a no olvidar que el próximo disco de Acru también cuenta con la mano maestra de Evlay).

Por supuesto que en vivo en el Obras sonaron algunas de las más filosas colaboraciones entre Acru y el productor Veeyam, también involucrado en el inminente “El Don, quien además claramente se entiende musicalmente sin problemas con ACR1, prueba de lo cual es el considerable material que hace tiempo nos presenta esta dupla.

En el ya clásico y nutritivo espacio que el Joven Román ofrece en sus shows para un despliegue de rap underground, se hicieron presentes en el escenario Facundo Álamo a.k.a. Kundo, compañero de larga data del protagonista de la noche, así como también la potente rapera Skan Sur que desbordó de skills el escenario, y las importantísimas figuras de El Indio Javi, un tesoro del rap independiente nacional, y Núcleo a.k.a. Tintasucia, arquitecto del rap callejero local.

No fue poco el descontrol de alegría a la hora de recibir a Wos, quien además de hacer un tema muy valorado por el público rapero de Obras como fue “ANIMAL” junto a Acru, mostró su admiración y cariño por su colega y dejó un momento fabuloso sobre el escenario un día antes de dar su masivo show en el Estadio Único de La Plata.

Quizás el hito más importante con el que Acru decidió honrar el rap nacional en esta maravillosa noche fue cierta compleción de un círculo, cierto coletazo de coherencia artística al reunir en aquel poblado estado, como había hecho en 2019 en los estudios de Pampa Trigal, a los MCs que formaron parte del cypher que fue una pisada histórica para sus respectivas carreras. Al menos a los que estaban en territorio argentino, ya que Urbanse estaba en plena gira por Latinoamérica. Sin embargo, sí se hicieron presentes Santoz, Brapis, Kelo, Kundo y Saje para junto a Acru hacer la performance más completa hasta la fecha de ese impresionante cypher que combinó con una alquimia excepcional a todos estos referentes del under sobre las pistas del inmenso productor MPDHELA, siempre presente y dejando joyas repartidas por la escena.

En un torbellino de mística mundialista (el detalle del público sosteniendo el agite a lo largo de más de 5 cuadras a la salida del show es de una mágica significancia), orgullo musical patrio, y grandes momentos de épica, el “Obras en Obras” de Acru entregó lo prometido sin faltas ni fallas. Con una combinación cohesiva de consciencia sobre la actualidad del panorama nacional y un hambre de reunir talentos de todas las esquinas, se vivió una noche histórica para la carrera del ACR1 y para la escena.

Una noche que, sin dudas, anticipa lo que será un brillante año de trabajo para uno de los raperos más importantes de Argentina, quien no solo es abanderado de lo nacional si no que nos propone e incentiva a pujar con él por el crecimiento de lo autóctono en el hip hop.

LAS + LEÍDAS