Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Mató a un Policía Motorizado

El Mató en GEBA: Volver mejores

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Cynthia Ascani

18 de Diciembre, 2021

El Mató en GEBA: Volver mejores

El Mató a un Policía Motorizado volvió a los escenarios tras dos años y demostró que mantiene su esencia intacta.

“Tardamos en volver dos años y dos horas, ¿nos perdonan?”, preguntó tímidamente Santiago Motorizado a un público que le devolvió una atronadora respuesta positiva.

El regreso a los escenarios de El Mató a un Policía Motorizado ya se había vuelto bastante larga tras dos años de pausa y una pandemia mundial en el medio, pero una sorpresiva inspección al predio de GEBA hizo que el recital arranque dos horas más tarde.

“La Otra Ciudad”, canción que compusieron para la remasterización de Okupas, inició el show desde las sombras, con los cinco músicos iluminados con tenues luces violetas y la estela de una gran luna gigante que fue testigo de todo el show.

Si bien “La Cobra” y “Nuevos Discos” provocaron los primeros pogos de la noche, fue “Yoni B” la canción que hizo que casi seis mil personas se transformen en fantasmas peleándole al viento de GEBA.

El sonido característico de El Mató viene desde sus primeros EP’s Un Millón de Euros y Navidad de Reserva (2006). En vivo navega desde el noise-rock ("Amigo Piedra", "El Héroe de la Navidad") hasta el kraut-rock digital ("La Síntesis O’Konor"), con coqueteos punk ("Sábado"). Mientras Santiago Motorizado revolea su bajo por el aire, Pantro Puto lleva adelante la rítmica, pero es Niño Elefante el eleva la calidad sonora de las canciones.

La banda entiende bien que el fanatismo por La Síntesis O’Konor (2017) no menguó ni con una pandemia de por medio, por eso no dudó en tocar todo el disco en su totalidad. “Un Mundo Extraño” fue de las más festejadas, y ya podemos decir que “El Tesoro” se metió entre los grandes clásicos del rock contemporáneo.

Los rayos de luces rojas transformaron el escenario en un infierno mientras arrancaba “Prenderte Fuego” que trajo consigo a “Noche de los Muertos” pegadita, antes de que los músicos amaguen con abandonar el escenario.

Los actores de Okupas aparecieron para saludar entre los bises. Franco “Chiqui” Tirri y Dante “El Negro Pablo” Mastropierro se ganaron llevaron el cálido aplauso del público con tan solo pisar el escenario un minuto. “El Chiqui no se murió...”, bromeó el Chango.

“El Magnetismo”, “Vienen Bajando” y “El Día del Huracán” arrancaron con el tramo final del show. Si bien Santi anunció la última canción de la noche, ésta se multiplicó por tres. “Más o Menos Bien”, “Chica de Oro” y “Mi próximo movimiento” terminaron de inyectar una dosis de dos horas de rock.

Fue una noche de reencuentros. Como esos amigos que uno no ve hace un buen tiempo, pero que al momento del reencuentro te das cuenta que el amor y la lealtad para con ellos siguen intactos. Mientras Soda Stereo homenajeaba a Gustavo Cerati en el Campo Argentino de Polo y No te Va Gustar llenaba el Estadio Único de La Plata, El Mató se reencontró con su público en GEBA después de dos años.

TODAS LAS FOTOS