Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Leiva

Diciembre porteño en abril

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Beto Landoni

20 de Abril, 2013

Diciembre porteño en abril

Leiva, ex cantante de Pereza, volvió a Argentina ahora como solista para presentar Diciembre, su nuevo disco y recordar canciones de su banda anterior, ante una Trastienda colmada de gente.

La separación de Pereza pasó sin rencores ni dolor, pero con mucha nostalgia. Quizás era necesario ese desapego entre Ruben Pozo y Miguel Leiva para que cada uno haya encontrado en un nuevo proyecto lo que andaban buscando.
 
Diciembre fue el mundo que encontró Leiva al explorar este camino solista. El álbum llegó en febrero del 2012 a nuestros oídos, pero recién en abril de este año desembarcó en los corazones de los argentinos. Así fue la profundidad del show en La Trastienda. Luces bajas, tragos en las mesas, y mucha gente tranquila pero ansiosa. Pasadas las 21 salió a escena de la mano de Juancho de Sidecars y César Pop, sus compañeros en esta gira, para tocar “Nunca más”.
 
La emoción de Leiva era increíble. Luego de saludar, admitió que pensó que como ya no estaba con Pereza no iba a ir nadie a verlo, pero que se equivocó y ver el afecto que le fue demostrando el público argentino en este viaje le hacía muy bien.
 
Se sabe que un show acústico en este boliche nunca puede fallar, pero para que emocione tienen que existir muchos componentes, como los que fue dando Leiva durante la noche para dejar algo más que música. 
Una historia con melodías y con sentimientos bien explícitos puede emocionar, sin la necesidad de saber bien de qué se está hablando, pero que de alguna u otra manera llegan a lo más hondo de una persona. De eso se tratan las canciones. ¿Pero acaso no es lindo saber la historia original, lo que gestó cada frase de un tema? Leiva parece ser de ese grupo de músicos que no tienen tabú en contar las historias de sus letras, y ese fue un gran acierto en la noche. Antes de tocar “Vis a Vis”, contó que la canción hablaba de la historia de una pareja amiga que estaba en la cárcel, y de lo absurdo y triste que es tener 15 minutos para dar todo ese amor que tienen reprimido durante tanto tiempo. La explicación fue perfecta para que a más de uno se le ponga la piel de gallina en cada frase del tema.
 
Su paso por la noche porteña dejó como consecuencia  un cambio de letra en “Eme”, ya que el cantante comentó que en un boliche una chica le discutía que en ese tema decía “me measte las caderas” y no “meneaste las caderas” por lo que desde ese día decidió cambiar la frase y para darle la razón a la joven.
 
Los hits de Pereza no podían faltar, y “La chica del tirso”, “Amelie” y “Windsor” hicieron cantar a todo el público y recordar esa banda que lo hizo conocido en este país. También hizo un versión de la canción de Joaquín Sabina y Andrés Calamaro “Todavía una Canción de amor”, y se la dedicó al Bebe Contepomi con quién había estado la noche anterior y hablaron del significado de esa canción.
 
El momento donde la calma había sido derrotada por la euforia fue el final, cuando sonó “Lady Madrid" y gran parte del público se acercó al escenario para saltar y cantar junto a este español que reconquistó Buenos Aires.

La canción, el énfasis en la letra, la historia de la que se va a hablar es en lo que se destaca Leiva. Con los ojos cerrados en gran parte del show, desliza los versos de sus temas, mostrando diferentes sentimientos muy profundos en lo que dice. Su agradecimiento a este país fue inmenso y reiterativo. La vuelta está asegurada y probablemente con un nuevo disco para descubrir.
 
TODAS LAS FOTOS