Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Chingada

Nada Sera Igual

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Beto Landoni

05 de Junio, 2009

Nada Sera Igual

La Chingada presentó Miradas nuevas ante un Niceto repleto.

El viernes por la noche, Niceto Club fue testigo de un nuevo paso en el crecimiento de La Chingada. Desde temprano, cientos de chicas y chicos se fueron acercando al reducto de Palermo para vivir una de las jornadas más importante en la historia de la banda y con un colorido cotillón esperaron ansiosos la salida a escena del grupo que alguna vez teloneara a La Renga en Vélez.

Cerca de las diez y cuarto de la noche, el conjunto liderado por el cantante Ale Cendon arrancó el show lentamente con “Despertar”, como para sacudir la modorra de aquellos que todavía estaban despejándose de su rutina semanal. A continuación, un popurrí que incluyó “Ruegos”, “Sin señal”, “Primero” y “Tutte cabrero” sacudió cabezas pero no pudo evitar disimular los lógicos nervios de los músicos. Por suerte, con el correr de los temas, la cosa se fue distendiendo y en “Mi verdad” mostraron una de sus mejores caras a través de un riff contagioso comandado por las guitarras de Juan Blasco y Pablo Gaitán.

La balada “Vuelve” y la bossa nova “Miles de luces” reflejaron el costado sensible del grupo, a través de la solidez del bajista Cristian Cendon y el baterista Piru Blumetti, para que luego el rock potente de “Creer” volviera a agitar al público. El saxo de Beto Nicolaci en el reggae “Dieciséis” hizo recordar a los mejores momentos de Roberto Pettinato en Sumo mientras que “Un nuevo amanecer” sirvió para que las parejas disfruten con la armónica de Sergio Corna.

A medida que el show iba transcurriendo, Ale Cendon hacía gala de su carisma y charlaba con la gente como si estuviera en una reunión de amigos. Y como la amistad es uno de los baluartes de La Chingada, no sorprendieron los agradecimientos para los pibes de San Miguel, Morón y Lanús, que se acercaron en gran cantidad, así como también para las bandas con las cuales tienen buena relación como Simurdiera, Nagual y Cannas Verdes.

Promediando el concierto, desempolvaron “Argentina”, el primer tema compuesto por el grupo allá por sus comienzos en 1997 y que curiosamente nunca había sido tocado en vivo. Las imágenes de los políticos de turno que aparecían desde la pantalla adornaron este rock y dieron paso a "Con la frente marchita" un cover de Joaquín Sabina y a “Pejerrey”, el clásico de Los Caballeros de la Quema. Sin embargo, la mayor explosión ocurrió cuando se animaron con “Todo un palo” de Los Redondos que fue cantado hasta por la gente de seguridad que custodiaba la puerta de Niceto.

Para el final quedó el tema que da título a su segundo disco editado el año pasado, “Miradas nuevas”, junto a “Siempre”, “Mi mano” y “Más que ayer..hoy!” con las cuales coronaron una noche bien rockera que dejó satisfechos a todos los presentes, tanto arriba como abajo del escenario.

La Chingada se dio el gusto de presentar oficialmente Miradas Nuevas en un importante reducto de la Capital como Niceto y llenarlo con fieles seguidores que disfrutaron cada uno de los temas.

TODAS LAS FOTOS